Receta de Vichyssoise

La Vichyssoise es una sopa internacionalmente conocida, una receta tradicional de la cocina francesa.

Esta sopa es una crema fría salada elaborada con puerro, cebolla, patata, agua, leche y nata. Se sirve muy fría en un plato hondo, cuenco o tazón.

Yo la hago sin cebolla, para que sea más suave y según la cantidad de agua y leche que se le ponga quedará más o menos trabada.

 

Mi Vichy, vichy, vichysuás 😀

Ingredientes:

5 puerros, sólo la parte blanca.

1 patata grande

1/2 l. de leche

1/2 l. de agua

250 cl. de nata líquida para cocinar, cuanto menos contenido en grasa, mejor.

aceite extra virgen

margarina

sal y pimienta

jamón serrano en tiras o trozos finos

Se echa en una cazuela un chorreón de aceite y un poco de margarina. Cuando estén calientes, sin quemarse, se añade el puerro picado fino y la patata en cubitos o cortada fina.

Se deja pochar unos cinco minutos prestando atención a que no se dore el puerro, tiene que quedarse casi transparente. Pasado este tiempo se añade el agua, la leche y la nata. Salpimentamos.

Dejamos cocinar a fuego lento unos 30 minutos, con cuidado de que no hierva.

Se tritura muy bien y se pasa por el chino para que quede más fina la crema y se pone a enfriar.

Personalmente, me gusta más de un día para otro que comerla el mismo día, pero para gustos, colores.

Al servirla se puede adornar de diferentes maneras: con cebollino fresco troceado, que es lo clásico, o con nueces o jamón.

A mí me gusta adornarla con tiras de jamón asadas y crujientes.

Bon appétit!

Imagen

ImagenImagenImagen

Receta de Pollo con piña

Una forma diferente de comer pollo, un plato que gustará tanto a niños como a mayores y no es caro ni complicado. Tan sólo necesita los ingredientes propios para su realización, una batidora y poco más.

Los ingredientes: la piña

La piña es un fruto tropical que, además de tener un sabor delicioso, tiene muchísimas propiedades como son las siguientes:

– digestivas, ya que estimula la función biliar y mejora la digestión, siendo muy útil para tratar el estreñimiento.

carminativas, muy útil para eliminar los gases acumulados en el tubo digestivo, estando muy recomendada para tratar el meteorismo y la flatulencia.

depurativas, ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo, principalmente las grasas acumuladas.

– ayuda a mejorar la circulación sanguínea siendo buena para la hipertensión.

antiinflamatorias, esta propiedad podría ser útil para disminuir los dolores producidos por enfermedades reumáticas.

diuréticas, estimulando la eliminación de líquidos del organismo. Esta propiedad convierte a la piña en un buen alimento para tratar casos de nefritis e infecciones urinarias. Además sirve para tratar casos de gota y de retención de líquidos.

Pollo

Se trata de un alimento rico en nutrientes, muchas propiedades que ayudan a mejorar la salud y además, es barato y se puede preparar de múltiples maneras.

La pechuga supone una importante fuente de fósforo y potasio destacando además por la presencia de ácido fólico y vitamina B3.

El alto contenido de esta vitamina en la pechuga de pollo hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Además, puede ayudar a reducir el colesterol y es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes y la artritis.

Por otro lado, cabe decir que su contenido calórico es bajo.

Galletas maria

Son ricas en fibra, hidratos de carbono y por tanto, tienen un alto nivel calórico. Por otro lado, mejor las maría de toda la vida que las dorada que tienen muchas más calorías y son más dulces al paladar. Además de ayudar a que la salsa pierda la acidez proveniente de la piña, se añaden las galletas para aumentar la ligazón final de la salsa.

 

Ingredientes para el Pollo con piña

 

Para seis personas:

 

500 gr de pechugas de pollo fileteadas, cuanto menos gruesas mejor.
Una lata de piña en su jugo
Seis galletas maría

Aceite de oliva

Sal

Patatas

 

 

PreparaciónImagen

Poner en una cacerola ancha un dedo de aceite y mientras que se calienta, se enharinan suavemente las pechugas. Cuando el aceite esté en su punto, caliente pero no demasiado humeante, se fríe el pollo ligeramente, que se ponga doradito por fuera.

Mientras, se trocean unas cuantas rodajas de piña, se  machacan las galletas en el almirez y junto con el jugo de la piña que viene en la lata, se pone todo en el vaso de la batidora y se bate.

Se vierte el batido obtenido del jugo de la piña, la piña troceada y las galletas machacadas en el almirez en la cacerola, sobre el pollo, y cuece a fuego lento mezclando despacio con una cuchara de palo.

Mientras se realiza la cocción a fuego lento, fría unas patatas al gusto: a lo pobre, al montón o en forma de pajitas por ejemplo. Si desea darle un sabor especial a las patatas, fría junto con el aceite un par de dientes de ajo pelados.

 

Para comprobar si el pollo está bien hecho por dentro, coja una de las pechugas e introduzca un palillo mondadientes para ver si la carne está bien hecha o necesita unos minutos más de cocción.

Montaje

 

Emplate un par de pechugas por comensal, vierta la salsa por encima, ponga las patatas fritas en un lado del plato y sobre la salsa y, finalmente, adorne con unas rodajas de piña.  

Carpaccio de Tomates

 Una alternativa a la típica ensalada. Original, económico y delicioso: el carpaccio de tomates.Imagen

De todos es sabido que el tomate es un alimento nutritivo y refrescante que, por su sabor y bajo precio, forma parte de la dieta mediterránea en general además de poder ser utilizado como comodín en multitud de platos ya que se puede consumir crudo, frito, cocido, asado o a la parrilla e incluso beberlo en forma de zumo. Es una hortaliza que acepta casi todas las opciones para ser cocinada y consumida. 

Ingredientes para el Carpaccio de Tomates

Para seis personas:
10 tomates rojos de ensalada, duritos
100 gr de queso parmesano en escamas o queso manchego viejo
1 diente de ajo
Aceite de oliva extra virgen, si puede ser, variedad hojiblanca
El jugo de un limón
Algunas hojas de albahaca fresca
Sal y pimienta de molinillo

Preparación y montaje 

Tras lavar y secar los tomates se cortan en láminas finas, lo más posible. Se frota con el diente de ajo un plato llano grandote y se van poniendo las rodajas de tomate algo superpuestas. Se coge el zumo del limón y se riegan los tomates, unas gotitas bastan encima de cada rodaja y un chorreón generoso del aceite también por encima de los tomates. Se salpimenta al gusto y se cubre con plástico de cocina para que macere durante una hora más o menos.

Cuando se vaya a servir es cuando se ponen las escamas de queso por encima y después, la albahaca lavada y cortada en trocitos pequeños por encima de todo.

¡Qué aproveche!